Bosque Suspendido

Es el primer parque de aventura en los árboles que se ha montado en Andalucía. Desde 2004, año en que abrió sus puertas, varios miles de escolares y particulares han disfrutado de sus instalaciones, y cada año se esfuerzan por ampliar y mejorar, tanto los circuitos como las instalaciones y los servicios.

Está situado en un pinar centenario, con gran valor ecológico al ser zona de paso de aves a Doñana y uno de los pocos pinares de estas características que queda en la zona.

Una de las características que les diferencia de otros parques de aventura e instalaciones similares es que su parque está específicamente diseñado para escolares y además la gestión y mantenimiento son propios por lo que pueden modificar, reparar, mejorar y adaptar sus instalaciones continuamente.