Foto procesionaria

La Procesionaria del pino es la plaga más importante de los pinares mediterráneos. Debe su nombre de “Procesionaria” a que se desplaza en grupo de forma alineada, a modo de procesión.

Especie: Thaumetopoea pityocampa Schiff.

Nombres comunes:

“Procesionaria del pino”; “Cuc de pi” (Cataluña); “Sirganos” (Teruel); “Piñu-mozorro” (País Vaso).

Orden: Lepidoptera

Familia: Thaumetopoeidae

INDICE

1. Huéspedes habituales

2. Distribución geográfica

3. Ciclo biológico

4. Síntomas

5. Daños

6. Control

– Bacillus thuringiensis
– Insecticidas inhibidores crecimiento
– Insecticidas químicos convencionales
– Trampas con feromonas
– Cortar y quemar los bolsones
– Romper los bolsones
– Barreras físicas
– Fomentar las aves insectívoras

7. Influencia en Parques Colgantes

8. Conclusiones

 

Foto procesión

 

1. Huéspedes habituales

 La Procesionaria del pino produce importantes daños, especialmente en Pinos, aunque también ataca a Cedros y Abetos.

Pinos: todas las especies de Pinos pueden verse afectadas, pero las que más le gusta son el Pino laricio (Pinus nigra), el Pino canario (Pinus canariensis) y el Pino silvestre (Pinus sylvestris). Luego, todas las demás: Pino pinaster (Pinus pinaster), Pino carrasco (Pinus halepensis) y Pino piñonero (Pinus pinea).

2. Distribución geográfica

La Procesionaria del pino es un lepidóptero típicamente mediterráneo y se distribuye por España, Portugal, Francia, Italia, zonas costeras de Grecia, Turquía, Siria, Líbano, Palestina, Israel, Egipto, Libia, Túnez, Argelia y Marruecos, y en algunas zonas de Alemania, Suiza, Hungría y Bulgaria.

En España puede localizarse por toda la Península y en Baleares.

 

3. Ciclo biológico

 MariposasEn verano aparecen las mariposas de Procesionarias del pino; se aparean y la hembra pone los huevos en las acículas de los árboles (así se llaman las hojas de las Coníferas).

Las orugas nacen a los 30 ó 40 días de la puesta, es decir, entre mediados de septiembre y mediados de octubre (Hemisferio Norte) .

OrugasLas orugas construyen nidos o bolsones de seda que les sirven de refugio para pasar los fríos del invierno.

Cuando llega la primavera, o finalizando el invierno (desde febrero a primeros de abril), las orugas descienden en fila al suelo, de ahí el nombre de Procesionaria; se entierran y crisalidan dentro de un capullo

De las crisálidas surgen en verano las mariposas que se aparearán dando comienzo a un nuevo ciclo.

4. Síntomas


Mechones de acículas secas
 producidas por las orugas al roer las hojas en vez de comerlas completamente.

BolsónBolsones de seda muy típicos en las copas a medida que avanza el invierno.

Orugas por troncos, ramas y suelo.

5. Daños

La Procesionaria del pino produce dos tipos de daños:


.Pérdida de acículas 

Bolsón y acicula

Las orugas se alimentan en invierno de las acículas de Pinos y Cedros, provocando que éstas se sequen y caigan.

El daño más importante lo hacen desde el final del invierno hasta mitad de primavera, cuando las orugas son más grandes y voraces.

La defoliación rara vez produce la muerte de los Pinos pero los debilita en gran medida, facilitando el ataque posterior de otras plagas. Los Pinos pequeños sí se pueden secar.

En jardines, perjudica el aspecto estético.

 

.Urticarias y alergias

Otro daño importante son las urticarias y alergias en personas y animales domésticos.

Las orugas están recubiertas por unos pelillos urticantes que se dispersan y flotan en el aire, produciendo irritación en piel, ojos y nariz.

Vigilar que los niños no toquen a las orugas.

En animales domésticos, por ejemplo, animales curiosos como los cachorros de perro (los gatos son más cautos), son peligrosas las orugas de la Procesionaria del pino al chupar o tocar esta hilera en movimiento o a través de un nido que se haya caído, ya que contiene pelos urticantes. Síntomas: inflamación de labios, boca y cabeza en general. El animal intenta rascarse, babeando exageradamente.

 

6. Control

Hay varios métodos para controlar esta plaga:

Aplicación por aspersión

• Bacillus thuringiensis

Es un insecticida biológico con aspecto de insecticida normal. Está compuesto de miles de bacterias. Se mezcla con agua y se aplica pulverizando con mochila, cañón o en tratamientos aéreos en Ultra Bajo Volumen (ULV).

Está admitido en Agricultura Ecológica por no tener incidencia negativa en el medio ambiente.

Las oruguitas al comer acículas impregnadas con el producto, mueren.

Su aplicación debe hacerse en el momento adecuado, concretamente en los tres primeros estadios larvarios, cuando son pequeñitas, durante el inicio del otoño (septiembre-octubre).

Para grandes superficies se recurre a aviones o helicópteros.

Aplicación por aspersión aereaEn una comunidad de vecinos de una urbanización sale económico contratar una avioneta que fumigue con Bacillus thuringiensis toda la zona. Un tratamiento aéreo se puede hacer a partir de 5 hectáreas (50.000 metros cuadrados).

 

• Insecticidas inhibidores del crecimiento

 Estos insecticidas, también denominados insecticidas biorracionales, perturban algún proceso elemental de los insectos, por ejemplo, la interrupción de la muda de las orugas.

Se están usando bastante para tratar masas forestales de pinos, más incluso que el Bacillus.

Son respetuosos con el medio ambiente.

El empleado para Procesionaria es el DIFLUBENZURON, con tratamientos aéreos en Ultra Bajo Volumen (ULV).

Tiene una gran eficacia en aplicaciones muy tempranas, en fase de huevo u oruga inicial; más tarde, no va tan bien y las orugas crecidas ya habrán producido daños. Por tanto, elegir el momento para el tratamiento es fundamental con el Diflubenzuron.

Para aplicarlo en los primeros estados larvarios debe determinarse el período de nacimiento de las orugas. Pueden realizarse muestreos de las puestas en árboles situados en zonas representativas o bien emplear trampas de feromonas (ver más abajo). Estas últimas permitirán la obtención de la curva de vuelo de los machos, que a su vez facilitará la determinación del momento de eclosión de los huevos.

 

• Insecticidas químicos convencionales

Sirven para Procesionaria del pino aquellos que contienen piretroides como materia activa:Alfacipermetrin, Cipermetrin o Deltametrin.

El tratamiento químico de los bolsones se lleva a cabo mediante la pulverización directa con el insecticida.

Aplicación con Alfacipermetrin o Deltametrin usando mochila pulverizadora para árboles pequeños y medianos (foto derecha). Cañón pulverizador sobre vehículo todoterreno para alcanzar gran altura.

Se trata en cualquier momento a lo largo del invierno. Mejor cuando las orugas son jóvenes y se sitúan en las zonas bajas de las copas y son más sensibles al producto. Mojar bien los bolsones.

Tratando en Febrero-Marzo las orugas ya están formados, y es el momento de impedir que las orugas desciendan al suelo.

 

Feromonas• Trampas con feromonas

Otro método de control consiste en instalar trampas que llevan en su interior una pequeña cantidad de feromonas sexuales.

La feromona sexual sintética de la hembra de Procesionaria del pino (“pityolure”) atrae a los machos y éstos quedan atrapados. De este modo, no se producirá la fecundación de las hembras.

El método está concebido para aplicarlo a pinares con niveles de infestación bajos.

La máxima eficacia se consigue usando feromonas una vez que se han reducido los niveles importantes de la plaga con alguno de los productos comentados más arriba (Diflubenzuron, Bacillus o Piretroides). Las feromonas es un complemento ideal a la fumigación.

Otra importante utilidad de las trampas con feromonas es para determinar el momento en el que se producirá el nacimiento de las orugas, lo que permitirá afinar con la fecha ideal de los tratamientos.

Las trampas se cuelgan en las ramas. Con una trampa por hectárea (10.000 m2), es suficiente.

Se colocan al comienzo del periodo de vuelo, en verano. A título orientativo, podemos decir que las poblaciones más precoces, que corresponden a localidades frías, empiezan a volar a mediados de Junio, y las más tardías, en Septiembre.

 

• Cortar y quemar los bolsones

Bolsón 2 Los tratamientos con productos deben complementarse con la eliminación mecánica de los bolsones. En las zonas cálidas, a la primera quincena de diciembre, y en las zonas más frías, a mediados de noviembre.

Existen “tijeras orugueras”, colocadas en el extremo de una pértiga de 3-4 m.

No cortar los que están en las guías terminales, ya que pueden dañarse éstas y sería peor el remedio que la enfermedad. Posteriormente los nidos se queman.

 

• Romper los bolsones

En el caso de que la altura del arbolado no permita cortarlos, los bolsones pueden romperse con perdigón para que las orugas mueran con el frío del invierno al carecer de la protección.

Si se alcanza, se pueden romper los bolsones con un palo.

Mejor hacerlo por la tarde, para que no les de tiempo a rehacer el bolsón. Morirán de frío por la noche.

Como contienen pelos urticantes, antes de cortarlos o romperlos, se debe regar bien la copa para disminuir las urticarias.

 

• Barreras físicas

 

Instalar a cierta altura del tronco (1,5 m o más) un cono con plástico semirrigido alrededor del tronco. Esto les interrumpe el descenso e impide que las orugas se entierren en el suelo. Acabarían muriendo de inanición en su interior. Es conveniente hacer unas pequeñas perforaciones en la parte baja del plástico para la evacuación del agua de lluvia que pudiera acumularse en su interior.

 

Colocar alrededor de los pies de los arboles en el suelo un anillo de material plástico semirígido, impide su dispersión por el jardín, pudiendo así aplicar un insecticida de contacto sobre ellas y retirarlas una vez muertas.

 

• Fomentar y proteger a las aves insectívoras

 Depredadores naturales

Los depredadores más efectivos de la Procesionaria del pino son los carboneros y los herrerillos, dos aves insectívoras especialmente voraces con estas orugas.

El carbonero es un pajaro muy bonito y con buen canto. Con una caja de nidificación y alimento se pueden tener en el jardín y criarán.

Abubillas, críalos, urracas, cuervos, etc., también se las comen.

Una manera de fomentarlos es instalar cajas anidaderas. Los organismos públicos medioambientales lo están haciendo en los montes, especialmente procedentes de repoblación, en los que por la juventud del arbolado carecen de huecos que sirvan de refugio a estas aves.

Las orugas de Procesionaria del pino también son atacadas por hormigas, cigarras, avispas y diversos parásitos (algunos dípteros e himenópteros).

 

7. Influencia en Parques Colgantes

 

Parque de Aventura

Existen muchos Parques Colgantes instalados en el interior de manchas arbóreas constituidas por pinares de diferentes especies, no sólo por ser relativamente abundantes sino también por ser el pino una especie que por sus características morfológicas y de estructura, posibilita poder realizar instalaciones de gran belleza y versatilidad en la instalación.

Aquellos parques ubicados en masas de pinar deben prestar especial atención ante la presencia de la Procesionaria pues se trata quizá de la plaga que mas incidencias negativas tiene sobre este tipo de instalaciones

No es tanto la influencia sobre el arbolado como sobre los posibles usuarios de los circuitos ya que podrían estar pasando muy cerca de la zona de influencia de estos insectos durante la fase larvaria.

Se recomienda la eliminación rigurosa de los posibles bolsones de los árboles que integran los circuitos así como en un área circundante a los mismos. Esta área de seguridad debe tener a modo de anillo periférico de al menos 50 ml de ancho.

Conocer ciertos aspectos del ciclo biológico de la Procesionaria ayudará a realizar una programación acorde con el estado biologico del insecto así como con los periodos de uso del parque.

Al no ser un parque colgante un espacio de gran extensión y siendo además espacios frecuentados por personas, se puede plantear la lucha contra esta plaga sin el empleo de insecticidas químicos, mas aconsejables para grandes espacios y sin presencia humana frecuente.

 

8.- Conclusiones

Dadas las características de este tipo de instalaciones así como su ubicación dentro de espacios arbóreos de diferentes características, se hace necesaria una especial atención ante la presencia de esta plaga y otras susceptibles de afectar de una manera u otra a la integridad del arbolado.

Se trata de conocer las características de nuestras especies arbóreas así como las posibles afecciones provenientes de plagas y enfermedades.

Mantener los pilares básicos de este tipo de parques en buen estado fitosanitario resulta necesario si se quiere mantener en el tiempo la viabilidad de estos espacios lúdicos.

 

Amador Jiménez Marín

Ingeniero Técnico Forestal

AJM, Proyectos y Servicios Ambientales

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *